acepta más

Déjate llevar, quien no piensa/hace como tú no es una amenaza personal, ni a tus creencias ni a tu cultura, solo es diferente. Todos somos valiosos con nuestras semejanzas y diferencias. Esta diversidad, lejos de empobrecernos, nos enriquece.

Enfrentarnos por nuestras diferencias resta, aceptarlas suma.

Con la aceptación aflora un montón de valores constructivos, te liberas de tanto estrés, disfrutas más de tu vida y de los tuyos. Empiezas a percibir que no hay riesgo en ampliar tus miras, sientes menos indefensión e incertidumbre ante el cambio y lo novedoso, aumenta tu bienestar y el de tu entorno. Desarrollas una actitud más positiva que te facilita el día a día.

Entra aquí y suscríbete a mi blog   o en    

y ayúdame a llegar a más personas compartiéndolo      

aquí debajo, gracias!