habla más de lo bueno que hay en tu vida

Agradecer es todo beneficios

Te ubica en lo que tienes (te aleja de la carencia y de la queja).

Mejora y fortalece tus vínculos.

Nos conecta con el todo.

Te ayuda a ver tus logros y las nuevas oportunidades.

Aumenta tu conciencia de colaboración y apoyo mutuo.

Aunque percibas que tienes muy poco o nada que agradecer, te desafío a que busques lápiz y papel y hagas una lista de motivos que tienes para agradecer, te sorprenderás al ver cuántas cosas, que por obvias o porque siempre las has tenido, las pasas por alto y sin embargo merecen tu agradecimiento, te llenan de bienestar, como el agua, algo caliente que tomar en invierno, abrigo, una palabra amiga y tantas más que se te irán ocurriendo con la práctica diaria del agradecimiento.

 

Agradecer nos libera de tener que perder algo para darnos cuenta de lo bueno que eso era para nuestra vida. 

Agradece lo bueno y permanecerá en tu vida, laméntate de lo que no tienes y seguirás sin tenerlo.

Agradece todo lo bueno que hay hoy en tu vida,

así borras de tu estructura de pensamiento el criterio de necesidad y carencia.

Te sorprenderás al ver como brota la sincronicidad en tu vida.

Cada cosa, cada persona, cada solución llega en el momento apropiado.

Vaya sorpresa!, esto también alivia tu ansiedad.

 


 

Entra aquí y suscríbete a mi blog   o en    

y ayúdame a llegar a más personas compartiéndolo      

aquí debajo, gracias!