ama más

Confiar te relaja. 

Te libera de luchar en contra de, o de batallar con; en las luchas y batallas todas las partes pierden.

Quien confía se acepta tal cual es y entiende la importancia de transitar los procesos. Entiende que no es bueno empujar para que las cosas ocurran, no es apropiado manipular ni ir por delante de los acontecimientos, es suficiente con ocuparse del asunto, ponerlo en marcha y soltarlo para que transite su propio camino y a su ritmo.

Quien confía acepta y se adapta mejor a los cambios, se vuelve más optimista, ve con mayor claridad las posibles soluciones, alcanza sus metas con menor esfuerzo.

Se ocupa de todo lo que le corresponde.

Sabe cuándo hacer y cuándo soltar.

Sabe delegar y respeta a los demás.

Son personas conscientes de sus fortalezas y debilidades.

Son solidarias.

Son personas más satisfechas, menos ansiosas, más alegres y positivas, saben lo que de verdad importa y se ocupan de ello.

Saben lo importante que es cuidarse y cuidar a los suyos, pero también saben lo importante que es el ocio, disfrutar y compartir.

 

 

 

 

 

Entra aquí y suscríbete a mi blog   o en    

y ayúdame a llegar a más personas compartiéndolo      

aquí debajo, gracias!