Tus pensamientos, tus palabras y tus acciones son semillas que siembras en tierra fértil.  Todo lo que sucede en los planos cognitivo, emocional y comportamental, pone en movimiento fuerzas constructivas que van dando forma, color y textura a tus experiencias, si quieres mejorarlas revisa tus pensamientos, tus creencias, pon en perspectiva tus reacciones emocionales, como siempre te digo, no se trata de perder la espontaneidad ni de que dejes de ser quien eres, sino de que tus emociones, pensamientos y acciones se vuelvan más adaptativas, que faciliten tu resiliencia y que crees más bienestar en tu vida y te acerques más a tus propósitos. Quizá no percibas los resultados a corto plazo, pero ten la seguridad de que en el momento apropiado los verás. 

 

Entra aquí y suscríbete a mi blog   o en    

y ayúdame a llegar a más personas compartiéndolo      

aquí debajo, gracias!